The Simpsons MOVIE

30 01 2010

Muchos años hacía que los personajes amarillos copaban las pantallas de nuestros televisores, pero se estaba haciendo esperar su salto a la gran pantalla desde mucho tiempo atrás. Y es que de que Los Simpsons como serie tenían un éxito rotundo, pero había muchas dudas de si su salto al cine sería gratificante y satisfactorio. Los capítulos de algo menos de media hora eran la dosis adecuada para el público de ese humor absurdo y sarcástico de Matt Groening, pero un film de más de una hora, necesitaba un jugoso guión para no resultar cargante y aburrida.

La idea estaba pensada desde el comienzo de los episodios, pero después de muchas temporadas y de un éxito sin precedentes en la pequeña pantalla a nivel mundial, en 2001 empezó a tomar forma la idea. Creada por Matt Groening, junto a todo su elenco de guionistas y productores, y producida por 20th Century Fox, solo necesitaba la presencia de David Silverman para ser dirigida.

Y no fue hasta abril de 2006, cuando la productora anunció la existencia de The Simpsons Movie, “Los Simpsons, La pélicula” en España, y la fecha de estreno, el cual tardaría más de un año en llegar. La esperada fecha estaba establecida para el 27 de julio de 2007. Desde entonces y hasta el estreno, un secretismo enmascaraba la trama de Los Simpsons, la película. La Fox organizó un concurso entre todas las ciudades que se llaman Springfield en EEUU para ver cual sería la afortunada que acogería el gran estreno. Después de unas igualadas votaciones, Springfield de Vermont sería la sede del estreno oficial del film.

Una gran maraña de eventos publicitarios y de marketing se empezaron a elaborar para promocionar el salto de la familia amarilla al cine. 7 Eleven cambió durante un tiempo su nombre por el de Kwik-E-MART, como el Badulake de Apu, donde se vendían productos que salían en la serie. EA Games comenzó la elaboración del juego de la película de Los Simpsons. Homer apareció interpretando un monólogo en el show de Jay Leno. Burguer King también participó en la compaña propagandística y sus ventas se multiplicaron. Y así, un numeroso número de empresas cambiaron su temática habitual por la de Los Simpsons.

El día del estreno en EEUU, en la ciudad de Springfield, la alfombra que acogía a los invitados se tiñó por primera vez de amarillo y, a raíz de aquí, todos los estrenos a nivel mundial comenzaron a ser un éxito total. La afluencia de gente a las salas de cine para ver a Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie fue brutal.

¿Y de qué trata? Como es una creación digna de ver, diré que los temas más importantes que parodia y crítica el autor son el cambio climático y los problemas del medio ambiente, y la religión. Hay innumerables referencias culturales de carácter humorístico y, según declaró unos de los productores, Al Jean, la moraleja de la historia es que un hombre debe escuchar a su mujer.

Por último, decir que la acogida por parte de la crítica fue buena en casi todos los países, y que el éxito que supuso, llevó a esta creación cinematográfica a ganar varios premios de considerable reputación.





Nueva Nueva York

28 01 2010

Después de muchas guerras, de que muchos alienígenas tomen el poder en La Tierra y caigan derrocados, y después de un nuevo renacer, en el año 3.000 nuestro planeta vuelve a estar en manos de los seres humanos, pero existen algunos cambios considerables. Esta sociedad del futuro es hiperdesarrollada, aunque todavía quedan algunas cosas que recuerdan La Tierra de nuestra época.

Nueva Nueva York es la capital, en la que viven la mayoría de los humanos del universo, junto con Marte, planeta que ha sido habilitado para que la presencia humana sea posible. En esta ciudad es donde viven nuestros protagonistas que, no todos son humanos, y es que ahora La Tierra es una mezcla de distintos tipos de formas de vida entremezcladas entre sí, que conviven en la mayoría de las veces pacíficamente, aunque en momentos los roces y las disputas debido a la diversidad aparezcan. Nueva Nueva York puede dividirse en tres partes: el cielo y espacio, por el que viajan numerosas naves espaciales, entre ellas la de Planet Express, la superficie, compuesto por las calles y aceras por las que pasean los seres que habitan aquí, aunque también existen una serie de conductos de succión que te llevan rápidamente de un lugar a otro a través de una maraña de tubos repartidos por toda la ciudad. Por último existen las alcantarillas, hogar de los mutantes, que tienen subir a la superficie, y es que estas alcantarillas son el lugar donde se tiran todos los productos nocivos, radiactivos contaminantes que se generan en la superficie, por eso los seres que aquí viven tienen numerosas deformaciones y alteraciones físicas ocasionadas por estos vertidos. Las ruinas de la antigua New York City están sumergidas en las profundidades y en las alcantirllas.

Es una sociedad un tanto complicada donde se mezclan humanos, mutantes, alienígenas de todo tipo, entes gaseosos, langostas, robots…





Parodias de Padre de Familia

26 01 2010

Son por todos los seguidores de la serie bien conocidos los flashbacks que aportan humor absurdo y parodia a los capítulos de Padre de Familia. Muchas de estos gags hacen referencia a personajes, películas o series, siempre abordados desde el punto de vista de Seth MacFarlane, que tiene una particular forma de interpretar las escenas que ironiza.

Alien

En esta ocasión el aterrador engendro creado por James Cameron aborda a Ripley y a una niña que lleva en brazos para explicarles el menú del día.

Entre Fantasmas

La serie estadounidense se torna un tanto absurda cuando Jennifer Love Hiwitt parece poseer unos pechos desmesurados y, según cuenta un fantasma que habla con ella, esa es la razón por la que acuden a joven.

El Coyote y el Correcaminos

Estos personajes de los Looney Tunes que siempre están enzarzados en una batalla sin final, cuando aparecen en Padre de Familia, el Coyote acaba de una vez por todas con su adversario. Pero la historia parece no tener un final feliz y es digno de ver como su vida se torna de gris y deja de tener sentido a raíz de la muerte del Correcaminos.

Cómo conocía vuestra madre

Es otra de las series americanas parodiadas por Seth MacFarlane, destacando el comportamiento adolescentes de los que casi llegan a los treinta.

La Rana Gustavo

Este peculiar personaje de Barrio Sésamo esconde su identidad para actuar como confidente de Brian y Stewie dándoles información sobre el alcalde West.

Chester Cheetos

Una de las imágenes corporativas más conocidas de la compañía Matutano, Chester Cheetos, un animalito que da una imagen de macarra en toda regla en los dibujos de Padre de Familia.

El Monstruo de las Galletas

Este personaje infantil que estaba destinado a educar a los más pequeños, resulta estar enganchado a sus galletas. En estos gags aparece con tráfico de pastas en una clínica de desintoxicación. En el otro aparece sentado en el WC de un baño con masa para galletas sobre una cuchara, como si fuera un toxicómano tomando su dosis.

Spiderman

Resulta que el superhéroe se pone nervioso en sus momentos más íntimos y decepciona a sus amantes, que quedan tapadas con una telaraña después de su eyaculación precoz.

Pinocho

Walt Disney nunca supo que el anciano Geppetto tenía unas pretensiones sexuales algo distintas con su hijo de madera, que parece haber dejado de mentir en el peor momento.

Jackass

La absurda serie de los EEUU en la que el argumento es reírse de las penurias de otro, queda totalmente criticada y caricaturizada en este gag en el que los protagonistas parecen haber ido a un nivel superior.

Naúfrago

Tom Hanks hizo un amigo llamado Wilson, que era un balón de esa marca, pero cuando Peter encarna al personaje resulta que su amigo no tiene ese nombre.





Grandes momentos de Los Simpsons

24 01 2010

Durante estos 20 años, la serie de Matt Groening, nos ha acompañado a los pequeños y a los no tan pequeños en la pantalla de nuestra televisión. Cada uno recordará unos u otros momentos grandiosos de la familia amarilla, pero sin duda algunos de estos son universalmente conocidos por todos.

En este vídeo aparecen muchos de los grandes “puntazos” de Homer, Marge, Bart, Lisa, Maggie y demás personajes de Los Simpsons.

¿Cómo se llama eso…?

Es sabido por todos que Homer es un total inepto, pero llega al punto de no saber como se llaman los útiles de comida, tan solo se dedica a comer, y se pone muy contento cuando encuentra lo que busca.

La siderurgia Gay

Homer intenta dar una lección de masculinidad a su hijo Bart, del que piensa que es gay después de pasar mucho tiempo con un amigo homosexual de Marge. Le lleva a la siderurgia de Springfield, un lugar lleno de rudos hombres que trabajan el acero duramente, pero resulta que cuando acaba el trabajo empieza la diversión. Aquí se ve una parodia de una fiesta gay con efectos de luces y sonido al más puro estilo de una discoteca, dentro de una fábrica.

Problemas con el hombre del saco

A todos nos han contado alguna vez la historia del Hombre del Saco, pero Homer, en ausencia de Marge como cabeza pensante, se vuelve esquizofrénico ante la posibilidad de que éste hubiera entrado en su casa, y atrinchera al resto de la familia tras un colchón armado con una escopeta.

Moe en la máquina de la verdad

Esta aparentemente inofensiva máquina resulta ser para Moe una dura prueba de sinceridad delante de la policía de Springfield, sacando a relucir sus trapos sucios y sus más íntimas confesiones.

Tensión en el avión

Una gamberrada de Bart en la cabina del avión pulsando el botón que libera las mascarillas de oxígeno, hace que a Homer le entre el pánico y grite que van a estrellarse, pero en realidad están tomando tierra en el aeropuerto de Washintong.

Homer hace feliz a la gente

Homer está muy enfadado por crear algo que hace feliz a la gente, pero no consigue beneficios con ello y ante las palabras de Marge, salta de forma sarcástica.

Bart es Dios

Haciéndose pasar por Dios y a través de la radio, Bart engaña a los pequeños Flanders y les gasta una pesada broma.

Viajes en el tiempo

Homer viaja en el tiempo con su tostadora mágica y recuerda la frase de su padre “no toques nada”, pero como no puede ser de otro modo, la pifia al matar un mosquito que le molestaba y esto desencadena un cambio en su época. Arto de todos estos cambios, entra en cólera y arremete contra todo lo que en un posterior viaje con un bate de béisbol en las manos.





Salvar al soldado Brian

22 01 2010

Alberto Peña

Dos temas muy calientes salpican la crítica de Seth MacFarlane en este capítulo (5×04, “Salvar al soldado Brian”)  de Padre de Familia. El tema del ejército, con los lavados de cerebro a los jóvenes y la situación que luego se da en combate, amén de las duras penurias que han de pasar para alistarse, y el tema del rock, que parece que no ha de estar lleno de drogas prostitución y peleas.

Todo comienza cuando el Ejercito de los Estados Unidos acude a presentar un vídeo de reclutamiento al colegio de Chris, en el cual se ve una propaganda fuera de lugar, con una puesta en escena de luces y sonidos, y un vídeo manipulador que pretende conseguir el apoyo de los jóvenes como ya se hiciera anteriormente con la Guerra de Vietman o del Golfo.

La familia Griffing no se pone de acuerdo en que Chris deba alistarse para servir a su patria, así que deciden que lo mejor será que se apunte a una asignatura extraescolar para gastar su tiempo libre. A partir de aquí el episodio se divide en dos historias paralelas.

Chris decide apuntarse a un grupo de Rock & Roll como cantante y por otro lado, Brian y Stewie van a hablar con el encargado de reclutamiento que intentó lavar la cabeza a Chris para soltarle una reprimenda, pero mientras el perro vuelve a echar más dinero al parquímetro, Stewie se alista en el ejército y apunta también a Brian por un tema de descuento.

Cuando ambos reclutas acuden al cuartel, podemos apreciar las habituales escenas de las películas de guerra que produce Hollywood, un preparador que insulta y humilla a sus futuros soldados, los barracones llenos de jóvenes a los que les han comido el cerebro con la publicidad subliminal de sus planes de marketing, las carreras de entrenamiento entonando canciones o las clásicas pruebas de obstáculos que Brian debe de superar para conseguir que todo el grupo se licencie, siempre con una salida de tono de humor absurdo en cada uno de estos instantes.

En Quahog, Chris está empezando a desmadrarse como estrella del Rock, y no cesa de usar palabras soeces y malsonantes cuando habla con Lois y Peter, que le intentan aconsejar sobre lo que está haciendo, aunque este no les haga caso. Ensayando en el garaje como es típico en los comienzos de una banda de música, los cabeza de familia no pueden más con la situación de su hijo.

Después de licenciarse Brian y Stewie son mandados en misión a Irak, donde se ve una ciudad estereotipada por las informaciones que recibimos, las cuales insinúa el autor que no son ciertas. Tras estar envueltos en una explosión y ponerse a salvo, nuestros intrépidos soldados parodian una imagen típica de la película bélicas estadounidenses, cuando Stewie habla en clave por la radio pidiendo ayuda por medio de letras y números sin sentido.

En casa de los Griffin la situación se ha descontrolado por completo con el tema del cantante de Rock. Chris ya no responde a consejos maternos, su habitación está plagada de calaveras, telarañas y demás artilugios con temática satánica. Lois y Peter descubren que todo esto viene dado por la influencia de Marilyn Manson, a quien pretende imitar y seguir su hijo, por lo que deciden que tienen que hablar con él/ella.

Mientras los valientes soldados han decidido que eso de la guerra no es lo suyo y quieren volver de Irak a toda costa, por lo que deciden hacerse pasar por homosexuales, que podrían estar mal vistos entre los militares, pero resulta que no son los únicos gays que están entre las filas del ejército. Por lo tanto pasan a mayores y la baja por lesión parece ser su última salida. Se disparan entre ellos en la pierna y acuden a pedir la baja con honores, pero tampoco es suficiente eso, pues ya hay dos muertos vigilando el polvorín. Suerte que justo se establece la democracia y pueden regresar todos de vuelta a casa.

Mientras, la estrella de rock Chris, es aconsejada por Marilyn Manson que acude a Quahog junto a Lois y Peter para darle unos sabios, elocuentes y racionales consejos sobre como comportarse con sus padres y con la música.

Duras críticas al reclutamiento y la publicidad manipuladora de las campañas de marketing del ejército de EEUU, igual que la prohibición de homosexuales entre sus filas.

Felicitación de Zinadine Zidane

Este gag parodia la mundialmente conocida escena de Zidane y Materazzi en el mundial de Alemania 2006, cuando el francés le propinó un cabezado al defensa italiano.

Alistados y a Irak

Duras pruebas de que pasar, eso es lo que tiene que superar Brian para conseguir licenciarse junto a su peletón. Una carrera de obstáculos que se tercia absurda a medida que avanza. Una imagen tipificada de Irak, una conversación a base de letras y números sin sentido, eso es lo que parodia el autor de la serie en este vídeo. El gag de los terroristas suicidas, algo confusos antes de un atento, no tiene precio. Las críticas a la prohibición de homosexuales en el ejército es uno de los puntos fuertes de este capítlo, al igual que le imgen de George Bush hijo ridiculizando su intento por establecer la democracia en Irak.

El hombre que susurraba a los caballos





Kwik-E-MART

20 01 2010

Alberto Peña

El Badulake, la tienda de Apu, KWIK – E – MART, el supermercado… lo llaman de muchas maneras, pero lo cierto es que es el establecimiento que regenta Apu Nahasapeemapetilon. Apu es un joven indio que llegó a EEUU a buscar un futuro mejor y trabaja en el Badulake, que es una especie de 7 Eleven, una tienda 24 H en la que vende todo tipo de productos, aunque algunos estén apunto de caducar, caducados o incluso lleven años allí y ya formen parte de la decoración. La mayoría de los productos del Kwik – E – MART tienen abundantes cantidades de grasa, azúcar o sal, y no son muy recomendados para seguir una dieta sana, pero aún así, la familia Simpson realiza la mayoría de sus compras en esta tienda de barrio.

Apu está tras el mostrador las 24 horas del día disponible para cualquier cliente que quiera realizar sus compras. Los productos más famosos del Badulake son: Cereales Krusty, Buzz-Cola, cerveza Duff, perritos calientes o los Fresisuis. Aunque parezca sorprendente, entre los dañinos productos para la sanidad que venden en este establecimiento, también existe una sección de comida vegetariana, a la que acude Lisa en numerosas ocasiones, ya que el vendedor también comparte este tipo de dieta.

Las paredes de este supermercado son testigo de numerosos acontecimientos de la serie de Springfield. Atracos, disparos, detenciones, canciones, amoríos y un sin fin de situaciones disparatadas se desarrollan entre los productos que vende Apu. Incluso Homer llegó a trabajar para el indio en uno de los capítulos, “El pony de Lisa”, para pagar el pony de su hija Lisa, pero el cabeza de familia no estaba preparado para aguantar ese ritmo laboral. Y es que, tan solo en una ocasión se ha visto cerrado el Badulake, y fue cuando Apu tuvo hijos, muchos hijos, 8 para ser más exactos, y Manjula le exigió que cerrara la tienda por unos minutos para ayudarla.

El Badulake depara notables sorpresas, como un romance entre Apu y la chica del fresisui o una entrada secreta a un jardín en la azotea en el que en una ocasión, sus amigos Paul y Linda McCartney, dieron un concierto privado para él y su esposa.

Es un lugar de compra familiar, en el que se trata a la gente de forma amable y cercana y en el que Apu, está a la disposición de cualquiera durante todo el día.

Incluso en la vida real, para promocionar la película de Los Simpsons, los establecimientos 7 Eleven, cambiaron su apariencia y surtido de productos, para hacer una recreación del Badulake de Apu, y se podían comprar productos que se ven en la serie.





Terroristas en el vecindario

18 01 2010

Alberto Peña

Este capítulo de American Dad (1×06, “Inseguridad Nacional”) es una gran crítica a la amenaza terrorista por parte de islamistas que sufre Estados Unidos. La forma en que trata Stan Smith a sus nuevos vecinos iraníes, como si de miembros de una célula terrorista se tratara, es una dura crítica hacía el trato que reciben un gran número de inmigrantes árabes que residen en Norteamérica a raíz de las sospechas generalizadas desde los atentados del 11 S.

El capítulo comienza con la preparación de una gran fiesta vecinal en el jardín de la familia Smith, en la que Francine hace prometer a Stan que se comportará y dejará de lado su trabajo como agente de la CIA, sin cacheos, interrogatorios ni suposiciones. Todo marcha estupendamente hasta que van a anunciar el evento a sus vecinos nuevos, Bob y Linda Memari, un matrimonio iraní que acepta de buen grado ir a la celebración.

Pero como no podía ser de otra manera, Stan comienza a sacar su lado más patriótico y las sospechas, sin prueba alguna, de que sus vecinos son terroristas islámicos empieza a revolotear por su cabeza. Por eso mismo decide que su hijo Steve debe apuntarse a los Boy Scout para hacerse un hombre, pero resultan no ser el grupo de jóvenes buenos y generosos que estamos acostumbrados a ver.

Mientras se desarrolla la fiesta y Francine intima con todos sus vecinos, Stan se dedica a cachear e interrogar a los Memari. En otro lado de la ciudad Steve recita el juramento Scout con una cerilla encendida en la mano, y en un momento la lanza provocando un incendio en un cenador. Cuando Stan ve el humo desde su jardín cree que es un ataque terrorista y saca todo su armamento para disolver la fiesta y apuntar como autores del desastre a sus vecinos iraníes. A partir de este momento su esquizofrénica obsesión le lleva a elaborar un plan para hacer que confiesen los supuestos terroristas, y crea un pequeño campo de concentración en su jardín, para más tarde, invitar a sus vecinos y encerrarlos entre las vallas electrificadas, torretas de vigía, ametralladoras automáticas, etc., como si de Auschwitz se tratara.

Así y contra la opinión de Francine y Hayley, retiene a sus vecinos en el cerco del jardín sin agua ni comida y sin dejarles dormir a expensas de que suelten una confesión. Hayley decide llegar con todos los demás vecinos para apoyar la causa y presionar a su padre para que los libere. Francine decide que lo mejor será fingir que es una fiesta temática y que todo es un montaje de Stan, que es acusado de ser el terrorista, y piensa que los Memari le han lavado el cerebro, por lo que se mete en el trastero del jardín y él mismo se somete a una dura sesión de tortura.

Dura crítica de Seth MacFarlane al trato que reciben los ciudadanos árabes por parte del colectivo más conservador de EEUU.