Salvar al soldado Brian

22 01 2010

Alberto Peña

Dos temas muy calientes salpican la crítica de Seth MacFarlane en este capítulo (5×04, “Salvar al soldado Brian”)  de Padre de Familia. El tema del ejército, con los lavados de cerebro a los jóvenes y la situación que luego se da en combate, amén de las duras penurias que han de pasar para alistarse, y el tema del rock, que parece que no ha de estar lleno de drogas prostitución y peleas.

Todo comienza cuando el Ejercito de los Estados Unidos acude a presentar un vídeo de reclutamiento al colegio de Chris, en el cual se ve una propaganda fuera de lugar, con una puesta en escena de luces y sonidos, y un vídeo manipulador que pretende conseguir el apoyo de los jóvenes como ya se hiciera anteriormente con la Guerra de Vietman o del Golfo.

La familia Griffing no se pone de acuerdo en que Chris deba alistarse para servir a su patria, así que deciden que lo mejor será que se apunte a una asignatura extraescolar para gastar su tiempo libre. A partir de aquí el episodio se divide en dos historias paralelas.

Chris decide apuntarse a un grupo de Rock & Roll como cantante y por otro lado, Brian y Stewie van a hablar con el encargado de reclutamiento que intentó lavar la cabeza a Chris para soltarle una reprimenda, pero mientras el perro vuelve a echar más dinero al parquímetro, Stewie se alista en el ejército y apunta también a Brian por un tema de descuento.

Cuando ambos reclutas acuden al cuartel, podemos apreciar las habituales escenas de las películas de guerra que produce Hollywood, un preparador que insulta y humilla a sus futuros soldados, los barracones llenos de jóvenes a los que les han comido el cerebro con la publicidad subliminal de sus planes de marketing, las carreras de entrenamiento entonando canciones o las clásicas pruebas de obstáculos que Brian debe de superar para conseguir que todo el grupo se licencie, siempre con una salida de tono de humor absurdo en cada uno de estos instantes.

En Quahog, Chris está empezando a desmadrarse como estrella del Rock, y no cesa de usar palabras soeces y malsonantes cuando habla con Lois y Peter, que le intentan aconsejar sobre lo que está haciendo, aunque este no les haga caso. Ensayando en el garaje como es típico en los comienzos de una banda de música, los cabeza de familia no pueden más con la situación de su hijo.

Después de licenciarse Brian y Stewie son mandados en misión a Irak, donde se ve una ciudad estereotipada por las informaciones que recibimos, las cuales insinúa el autor que no son ciertas. Tras estar envueltos en una explosión y ponerse a salvo, nuestros intrépidos soldados parodian una imagen típica de la película bélicas estadounidenses, cuando Stewie habla en clave por la radio pidiendo ayuda por medio de letras y números sin sentido.

En casa de los Griffin la situación se ha descontrolado por completo con el tema del cantante de Rock. Chris ya no responde a consejos maternos, su habitación está plagada de calaveras, telarañas y demás artilugios con temática satánica. Lois y Peter descubren que todo esto viene dado por la influencia de Marilyn Manson, a quien pretende imitar y seguir su hijo, por lo que deciden que tienen que hablar con él/ella.

Mientras los valientes soldados han decidido que eso de la guerra no es lo suyo y quieren volver de Irak a toda costa, por lo que deciden hacerse pasar por homosexuales, que podrían estar mal vistos entre los militares, pero resulta que no son los únicos gays que están entre las filas del ejército. Por lo tanto pasan a mayores y la baja por lesión parece ser su última salida. Se disparan entre ellos en la pierna y acuden a pedir la baja con honores, pero tampoco es suficiente eso, pues ya hay dos muertos vigilando el polvorín. Suerte que justo se establece la democracia y pueden regresar todos de vuelta a casa.

Mientras, la estrella de rock Chris, es aconsejada por Marilyn Manson que acude a Quahog junto a Lois y Peter para darle unos sabios, elocuentes y racionales consejos sobre como comportarse con sus padres y con la música.

Duras críticas al reclutamiento y la publicidad manipuladora de las campañas de marketing del ejército de EEUU, igual que la prohibición de homosexuales entre sus filas.

Felicitación de Zinadine Zidane

Este gag parodia la mundialmente conocida escena de Zidane y Materazzi en el mundial de Alemania 2006, cuando el francés le propinó un cabezado al defensa italiano.

Alistados y a Irak

Duras pruebas de que pasar, eso es lo que tiene que superar Brian para conseguir licenciarse junto a su peletón. Una carrera de obstáculos que se tercia absurda a medida que avanza. Una imagen tipificada de Irak, una conversación a base de letras y números sin sentido, eso es lo que parodia el autor de la serie en este vídeo. El gag de los terroristas suicidas, algo confusos antes de un atento, no tiene precio. Las críticas a la prohibición de homosexuales en el ejército es uno de los puntos fuertes de este capítlo, al igual que le imgen de George Bush hijo ridiculizando su intento por establecer la democracia en Irak.

El hombre que susurraba a los caballos

About these ads

Acciones

Información

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: