Hitler en Padre de Familia

11 01 2010

Alberto Peña

Muchos son los personajes que aparecen en la serie de Seth MacFarlane, pero el autor parece tener un cierto “aprecio” por la figura de Adolf Hitler, a quien caricaturiza numerosas veces a lo largo de los episodios de Padre de Familia.

Desde ironía, el sarcasmo y la sátira, la mentalidad y las decisiones del Führer quedan totalmente anegadas bajo la influencia de estos dibujos, haciendo siempre parodia de las acciones que este llevó a cabo durante su vida. Así, momentos como su suicidio en el bunker junto a su cónyuge Eva Braun parecen bastante distintos desde este punto de vista, jugando a quien se envenena antes de los dos, contando hasta tres, sin que ninguno se tome la dosis letal, mientras los bombardeos asolan Berlín sobre sus cabezas.

Otro de los mejores momentos del dictador austriaco es el origen de su odio por los judíos, que parece venir de un día de gimnasio, en el que un judío cachas se regodea con dos chicas alemanas mientras Hitler apenas puede levantar dos pequeñas pesas y entra en cólera.

Sin duda uno de los gags que más polémica ha podido generar es el porqué de la idea antisemita, que según Peter cuenta en un vídeo antimariguana, esta droga causó ese pensamiento en la cabeza de Hitler. El mencionado vídeo está compuesto de unas imágenes reales de un discurso del dictador ante miles de personas, manipulado y doblado por Peter, en el Hitler admite que se le ocurrió la idea mientras se fumaba un porro.

Por último, y parece ser el mejor, en otro de los episodios, en el que Brian y Stewie viajan a la época del Tercer Reich, y el pequeño de los Griffin se disfraza de Adolf  Hitler, y cuando se encuentra cara a cara con éste, le hace el espejo para que no se de cuenta.

Después de todo y según cuenta Peter, todo queda en familia, pues resulta que su tío bisabuelo, Peter Hitler, era el hermano favorito del Führer, y en un vídeo sin desperdicio, que como no podía ser de otra manera, deja en ridículo los intereses nazis.

De cualquier forma, queda claro que Seth MacFarlane parodia de forma extraordinaria la figura de Hitler, que en otro capítulo es usada como espanta judíos, con un muñeco de trapo con su apariencia que Peter pone en la puerta de su casa.

Anuncios




Los Simpsons in London

7 01 2010

Alberto Peña

Este capítulo de Los Simpsons (15×04, “Los monólogos de la Regina”) resulta ser una crítica humorística a la cultura británica en comparación con la estadounidense, dejando ver las considerables diferencias de las islas en relación al resto del mundo. Así, cosas tan clásicas como las cabinas y los autobuses rojos o el cambio de guardia del Palacio de Buckingham.

Todo comienza cuando Bart encuentra un billete de 1.000 $ que había perdido el Sr. Burns, y decide exponerlo en la Casa del Árbol como si fuera un museo. A 5 dólares la entrada Bart consigue 3.000 $ de beneficio y decide que su familia merece unas vacaciones. Mientras intentan elegir destino es el abuelo Simpson, que cuenta una historia de las suyas, quien decide que deben ir a Londres en busca de su antigua amada, y la familia esta de acuerdo. Los Simpsons rumbo a London. A partir de aquí, Matt Groening utiliza este episodio para poner en evidencia la cultura británica en base a las clásicas cosas que destacan en Londres.

La primera imagen de Londres que aparece en el capítulo es del río Tamesis a orillas del Buckingham Palace con cantidad de Mary Poppins volando a su antojo por el cielo inglés con su paraguas en la mano.

Nada más llegar al aeropuerto les recibe el primer ministro Tony Blair, que se encarga de fomentar la Gran Bretaña del siglo XXI y les recomienda los principales puntos de interés habituales para los turistas.

Cuando suben al taxi confunden a un inglés vestido de forma clásica con traje y maletín con un mayordomo al que piden una taza de té, algo habitual en los británicos, y con una pincelada de humor americano, como si todos lo llevasen encima, saca una taza del maletín donde se aprecia un juego entero de té, y se la sirve a Homer.

Durante un paseo por las calles londinenses Lisa se encuentra con la escritora de Harry Potter, J. K. Rowling, que engaña a la joven Simpson contando un final falso de la saga del pequeño mago, justo el que ella quería oír.

Otra de las grandes diferencias que destaca el autor es el cambio de la habitual comida rápida americana a base de carne y patatas fritas, por Fish & Chips, algo que no convence en absoluto a Homer. Acto seguido se observa otra imagen típica británica como es la de la chistera y la pipa de fumar, que quiere comprarse Homer en una tienda.

Los niños también tienen su parte y es sabido por todos que los dulces ingleses tienen bastante más concentración de azúcar que el resto. Bart y Lisa acuden a una tienda de caramelos e hiperactivos y con un ataque de glucosa por ingerir estos dulces, arrasan con todas las gominolas que ven. En su aventura también cogen una canoa y navegan por el Tamesis compitiendo y ganando al clásico equipo de remo que navega por sus aguas. Maggie aparece en andando por el techo mientras Lisa y Bart están bajo los efectos de los dulces, haciendo una parodia de la imagen de la película Trainspotting. Mientras sus padres suben a la noria de Londres para buscarlos y como si del Agente 007 se tratase caen al Tamesis en una de las cabinas de la atracción mientras suena la música de la película del agente secreto más famoso en el mundo.

Después aparece también Sir Ian Mcellen, actor que encarnó a Gandalf en El Señor de los Anillos.

Todo se tuerce cuando entran en coche a una de las rotondas, algo que desconocen en EEUU y después de estar dando vueltas durante mucho tiempo deciden girar bruscamente y acaban chocando con el carruaje de la Reina Isabel en la entrada del Palacio de Buckingham. Justo coincide con el cambio de guardia, que está apaleando a Homer por lo ocurrido y dejan de hacerlo para realizarlo, pero el siguiente grupo de soldados llega con su elegancia inglesa y continua con el cometido. En el juicio la Reina aparece con un collarín de diamantes y joyas preciosas mientras Homer es condenado y acaba preso en los calabozos de la Torre de Londres. Un apunte de un tabloide anuncia una exclusiva en la que se informa de una juerga que se corrieron Bart y el Príncipe Harry, haciendo parodia de las escandalosas salidas nocturnas de las que en realidad se acusó en su momento al hijo de Carlos de Inglaterra.

Muchas son las cosas que deja de relieve este capítulo, en el que Inglaterra se ve muy diferente del resto del mundo, tanto por sus formas de medida, su conducción por la izquierda, su paisaje del siglo XIX, etc.





El Pájaro es la Clave

3 01 2010

Alberto Peña

Loco, estrambótico, surrealista, pero sobre todo ornitológico. Así es este capítulo (7×02 “A Dream of Jesus”) de la serie de Seth MacFarlane, quizás uno de los mejores de todas las temporadas, una historia que habla de Jesús, acompaña con en todo momento por la canción de The Tashmen Surfing Bird.

Todo comienza en un restaurante del estilo de los 50’ en el que un disco de la sinfonola del bar resulta incluir la canción favorita de Peter. De aquí en adelante el pájaro es la clave del capítulo. Desde que llega a casa del restaurante Peter no deja de escuchar la canción y de cantarla en todo momento, incluso cuando duerme tararea la canción, llega a tal el cansancio mental de la familia por la canción que Brian y Stewie deciden acabar con el disco, se lo roban en un intento por imitar la imagen de la película Misión Imposible, y  como si fueran unos matones de una banda de los bajos fondos, dándole una paliza de muerte hasta reducirlo a cachitos.

Después de pillarse un enfado monumental a Peter no le queda otra que ir a comprar otro ejemplar del disco, pero en todas las casas de ventas un perro y un bebé habían comprado todos los que quedaban. En la última tienda que va describe que el dependiente es Jesús, hijo de Dios, que había bajado a la Tierra porque se aburría y quería pasar desapercibido, pero como no, Peter decide que lo mejor es que todo el mundo sepa quién es y le da a conocer públicamente en un fuente donde camina por las aguas, haciendo una parodia del pasaje bíblico de Moisés. De aquí en adelante Jesús se convierte en una estrella famosa que desparrama allá por donde va y acaba sumido en una espiral de autodestrucción y decide que lo mejor es volver al cielo, pero antes le deja una copia de Surfing Bird a Peter, que era lo que más deseaba, y así la historia vuelve al principio para acabar con el estribillo de la canción.

Paliza al Disco

Artos de escuchar el disco de Peter, Stewie y Brian lo roban y le dan esta brutal paliza al estilo de matones, con bate de beisbol incluido.

Surfing Bird

Uno de los mejores momentos de Padre de Familia, la forma que tiene Peter de hacer que Brian pregunte, y luego el baile y el desmayo, continuados con otro baile que parece ser interminable.

Después de gastarse 6.000 $ en un anuncio para informar de que el pájaro es la clave, se encuentra con Jesucristo en una tienda de discos.





Peter “El Matón”

28 12 2009

Alberto Peña

Este capítulo de Padre de Familia (5×11 “El bronceado acuático con Steve Zissou”) abarca dos historias paralelas entre los miembros de la familia Griffin, que tocan muy de cerca temas importantes y preocupantes de la sociedad actual.

Todo comienza con una partida de golf, en la que Peter lleva a Stewie colgando de su pecho y no le broncea para prevenirlo del sol, por lo que cuando llega a casa está muy moreno. Por otro lado Chris ve como otro niño del barrio le quita su trabajo de repartidor de periódico y a toda su clientela. A partir de aquí las historias se desenvuelven paralelamente pero de forma separada.

A Stewie le da por continuar con su bronceado, tomando el sol en el jardín, montando fiestas con más gente morena e incluso compra una máquina de rayos UVA para su habitación, siempre acompañado por Brian, que le aconseja en todo momento.

Por otro lado Kyle, el chico nuevo de los periódicos pega a Chris en su disputa laboral, lo que lleva a Peter a hablar con sus padres para solucionar el tema. No pasa de ser una mera pelea entre chiquillos pero como siempre, el de los pantalones verdes tiene que darle un vuelco al asunto, y mientras habla con el chico para que se disculpe se le cruzan los cables y le da una paliza. Entonces Peter decide ser un matón como el que le atormentaba a él cuando era pequeño y no desiste en gastar bromas pesadas y de mal gusto, convirtiéndose en un abusón y denigrando a cualquiera.

Mientras, Stewie se da una de sus sesiones de rayos UVA y permanece más de 6 horas metido en la máquina por lo que se quema, ya que a Brian se le olvidó sacarlo de ahí. Después de echarse crema por todo el cuerpo, se pela entero y pierde el moreno, pero en ese mismo momento se da cuenta que le a aparecido un lunar en la barriga que antes no tenía, como consecuencia del abuso de tomar el sol. En el médico le dicen que eso puede ser un cáncer pero que tiene que esperar a los resultados unos días, por lo que deja de lado todo y hace una lista en la que escribe las cosas que quiere hacer en los pocos días que le quedan. Cuando llegan los resultados, no es nada y puede respira tranquilo.

Por otra parte, Lois abronca a Peter por su comportamiento como matón y este decide que la culpa la tiene el matón que le maltrataba a él en el colegio, por lo que le espera a la salida de su trabajo y resulta ser un discapacitado con muletas. El Gordo pasa por alto ese detalle y se dispone a darle una paliza pero Chris lo intercepta y se la da su padre. Chris se ha defendido de los matones (su padre) y ha vencido ese miedo que tenía al principio del capítulo.

Dos moralejas quedan claras en este episodio, no se debe abusar de la exposición al sol porque es perjudicial para la salud, y nunca se debe abusar de nadie por muy buenos que nos creamos.

Peor Padre que Briney Spears

No queda precisamente bien la cantante estadounidense en este video, pues se le crítica no ser una buena madre y la ponen como ejemplo de lo que no hay que hacer para cuidar a un hijo, simpre con un toque de humor negro como es el de Seth MacFarlane.

Vomitar a base de pedos

En este vídeo, Peter es un claro ejemplo de lo que se debe hacer, pero en su papel de matón decide perseguir a Meg tirándose pedos hasta que vomita, corriendo junto a la mesa de la cocina.





La República Independiente de mi casa: PETORIA

26 12 2009

Alberto Peña

En este capítulo (2×18, E. Peterbus Unum), un hecho tan gratificante como que hacienda te devuelva dinero, se convierte en un conflicto internacional.

Después de que sus amigos le digan que en la devolución de la renta les han dado más de 500 $ a cada uno, Peter se dirige a la oficina de hacienda a reclamar su parte para construir una piscina en casa. Después de ver que no le devuelven ni un centavo se pone a excavar la piscina él y topa con el tendido de luz de su barrio. Cuando se de dirige al Ayuntamiento, el alcalde Adam West decide borrar del mapa de la ciudad y de los EEUU  la parcela de los Griffins, por lo que Peter decide crear un país del tamaño de la parcela de su casa llamado Petoria.

A partir de aquí comienzan los problemas, ya que la actitud del gordo cambia y, como el cree que le ampara la ley de diplomático, empieza a hacer el vándalo allá por donde pasa. Incluso en una reunión de las Naciones Unidas, se queja de que su sitio en el Congreso está muy lejos. En la comida habla con un colega iraquí que resulta ser Saddam Hussein y que le “aconseja” sobre lo que puede o no hacer como líder de un país.

Como era de esperar, el Presidente Peter decide actuar, y a falta de su piscina en el jardín decide que la de su vecino Joe será la nueva provincia de Petoria. Esto desata un conflicto internacional surrealista entre los EEUU y Petoria por un territorio, la piscina de Joe, antiguamente en América y ahora invadida por el país liderado por Peter.

Los EEUU destapan todo su armamento y cercan la frontera con Petoria, le cortan la luz, el agua y el gas, y quedan incomunicados en su casa sin poder salir, a base de luces de minero y velas por la noche, y de los suministros que tenían en la despensa por el día.

Pero Peter es capaz de darle un nuevo vuelco a la situación y decide organizar una fiesta e invitar a todos los teóricos enemigos de EEUU para que le otorguen su ayuda. Así, figuras tan conocidas como la de Fidel Castro, Saddam Hussein o Mahmud Ahmadineyad, gozan de una barbacoa en el país de Peter y juegan entre ellos como niños pequeños. La situación es un descontrol y la única que parece razonar es Lois, que harta de pasar penurias decide cruzar la frontera y pasar al lado norteamericano. Ante un inminente ataque con un misil que casi toca la nariz de Peter, este decide echarse atrás y negociar con el alcalde West, que por muchas condiciones que le ponen, no cede ni por un mero bolígrafo de oficina.

Parece que el caso de Petoria pasó a los anales de la historia, pues al final aparece una clase de colegio del futuro, y todo el capítulo parece la clase de una maestra.





El Bar de Moe

22 12 2009

Alberto Peña

El Bar de Moe es un asqueroso y sucio antro que ha sido y sigue siendo un lugar de culto en la serie Matt Groening. Es raro encontrar algún personaje que no halla pasado por allí, mención aparte de los habituales clientes de Moe, como Homer, Carl y Lenny, Sam y Larry, y como no, Barnie, que es el principal cliente del bar. Muchos años lleva Moe al frente de esta taberna y muchas cosas han visto sus ojos entre esas paredes. Atracos, desmayos, bailes, conciertos, incluso cumpleaños de niños, al igual que muchas son las caras conocidas que han hecho un alto en el camino, para tomar una refrescante Duff apoyados en esa barra.

Pero no siempre ha sido un mugriento tugurio, incluso en un capítulo, llegó a ser un local familiar y cambio su nombre por El Rancho Familiar del Tío Moe, donde se servían comidas y se celebraban cumpleaños, pero Moe no pudo con todo esto y le venía muy grande aquel negocio, por lo que volvió a su cuchitril habitual.

Muchas han sido las caras conocidas que han pasado por allí o han actuado, como U2, Aerosmith, Red Hot Chili Peppers, Stephen Hawking o Jay Leno. Incluso el famoso grupo Solfamidas, integrado por Homer, Apu, Skinner y el propio Moe, nació entre jarras de cerveza y borrachos, llegando a ser número uno durante un tiempo, y dando un concierto conmemorativo en la azotea ante todo el pueblo.

Otro hecho importante que ocurrió en la Taberna de Moe fue la creación del ‘Flameado de Moe‘, que realmente fue una creación de Homer con un jarabe infantil de Bart. El tabernero le robó la receta y ganaba dinero a espuertas con ese cóctel, hasta que Homer apareció entre la multitud desvelando la receta, que en ese momento estaba a punto de vender Moe por un dineral.

Por último hay que remarcar las numerosas e insufribles bromas que se escuchan cuando se descuelga el teléfono. Son todas obras de Bart y consigue siempre hacer que Moe parezca un idiota ante su clientela.

Moe: ¡Taberna de Moe!
Laura (vecina de Bart): Quisiera hablar con la señora Chondo.
Moe: ¿Quién?
Laura: De nombre Estoyca.
Moe: Un momento, voy a ver. (Llamando) Estoyca Chondo. Vamos señora, creo que es por usted, Estoyca Chondo

 

Moe: ¡Taberna de Moe!
Bart: ¿Señor Revés?
Moe: ¿Cómo?
Bart: Revés, de nombre Stal.
Moe: Un momento, (llamando) ¿Stal Revés? ¿Alguno de ustedes está al revés?





Museo de Cabezas

20 12 2009

Alberto Peña

En el mundo de Futurama también hay cabida para los personajes famosos de nuestra época, pero no exactamente como los conocemos ahora.

Nuestras estrellas, presidentes, actores, deportistas y demás personajes públicos, toman vida en el año 3.000 gracias a un proceso de conservación de sus cabezas. ¡Si, de sus cabezas! Éstas están sumergidas en pequeños tanques con un líquido que las mantiene en plena forma, incluso siguen vivos, hablan y participan de la vida de Nueva Nueva York.

Muchos de ellos están expuestos en el famoso Museo de Cabezas y pueden ser visitados por quien esté interesado en ello. Así, personajes como George Washinton, Dennis Rodman, Leonardo DiCaprio, Pamela Anderson o George Foreman, aparecen vivitos y coleando, y con muchas ganas de cháchara.

Mención aparte tiene Richard Nixon, antiguo presidente de los Estados Unidos, que aparece repetidas veces en la serie, incluso, en uno de los capítulos, compra el cuerpo de Bender y toma forma. Más tarde, en ese mismo episodio, conseguirá un megacuerpo robot con el que atemoriza a todos.

Es una imagen caricaturesca de los conocidos personajes que copan nuestra actualidad, pues no pueden sino depender de un bedel para ser transportados de un lugar a otro. Una chapa con su nombre en el borde del recipiente que les contiene es la única seña de identidad que les queda. Como no podía ser de otro modo, Matt Groening también toma parte en esto y, su cabeza, también aparece representada en la serie.

En uno de los capítulos se puede observar gran cantidad de estas testas famosas expuestas en el museo, que se divide en zonas dependiendo de la profesión que tuviera cada cual en su momento. Resulta gracioso ver como discuten entre presidentes, teniendo en cuenta que son meros objetos situados en una repisa a la vista de la gente.