Brian, un perro peculiar

5 02 2010

Este personaje de Padre de Familia tiene unas peculiaridades que le diferencian del resto, además de ser un miembro más de la familia y ser tratado como tal en lugar de cómo un perro.

Pero la vida de Brian comenzó como la de cualquier otro canino más, de padre y madre perrunos, Coco y Sea Biscuit. Nació en Austin, Texas, pero como su madre le dejo nada más nacer se hizo independiente y vagaba por las calles de Quahog como un vagabundo más, hasta que Peter lo llevó a casa y lo trató como uno más.

Pero el personaje de Brian esconde características poco apropiadas para un can. El hecho de que hable ya indica algo inédito, pero si además ha ido a la universidad y se ha quedado a una asignatura de matricularse, ya parece que es único. Y así resulta ser, como un hombre sensato y culto que arrastra su trasero por la moqueta, corre detrás de una pelota y se lame sus partes íntimas. Resulta que su instinto canino aflora en algunos momentos aunque en la mayoría de las veces se comporte como un ser humano grato y sensato, aconsejando a Peter, incluso haciendo de su conciencia en muchas ocasiones. El problema viene con la ingesta de alcohol. Es un borracho empedernido, el vodka le apasiona. Además otro problema es su amor por Lois, que llega casi a consumar cuando Peter desaparece en un naufragio y toma el cargo de cabeza de familia.

Es una peculiar caracterización, se dice que tomada de la forma de ser de su autor Seth MacFarlane, quien dobla su voz.

Anuncios