Nueva Nueva York

28 01 2010

Después de muchas guerras, de que muchos alienígenas tomen el poder en La Tierra y caigan derrocados, y después de un nuevo renacer, en el año 3.000 nuestro planeta vuelve a estar en manos de los seres humanos, pero existen algunos cambios considerables. Esta sociedad del futuro es hiperdesarrollada, aunque todavía quedan algunas cosas que recuerdan La Tierra de nuestra época.

Nueva Nueva York es la capital, en la que viven la mayoría de los humanos del universo, junto con Marte, planeta que ha sido habilitado para que la presencia humana sea posible. En esta ciudad es donde viven nuestros protagonistas que, no todos son humanos, y es que ahora La Tierra es una mezcla de distintos tipos de formas de vida entremezcladas entre sí, que conviven en la mayoría de las veces pacíficamente, aunque en momentos los roces y las disputas debido a la diversidad aparezcan. Nueva Nueva York puede dividirse en tres partes: el cielo y espacio, por el que viajan numerosas naves espaciales, entre ellas la de Planet Express, la superficie, compuesto por las calles y aceras por las que pasean los seres que habitan aquí, aunque también existen una serie de conductos de succión que te llevan rápidamente de un lugar a otro a través de una maraña de tubos repartidos por toda la ciudad. Por último existen las alcantarillas, hogar de los mutantes, que tienen subir a la superficie, y es que estas alcantarillas son el lugar donde se tiran todos los productos nocivos, radiactivos contaminantes que se generan en la superficie, por eso los seres que aquí viven tienen numerosas deformaciones y alteraciones físicas ocasionadas por estos vertidos. Las ruinas de la antigua New York City están sumergidas en las profundidades y en las alcantirllas.

Es una sociedad un tanto complicada donde se mezclan humanos, mutantes, alienígenas de todo tipo, entes gaseosos, langostas, robots…





El Universo de Futurama

6 12 2009

Alberto Peña

En esta serie, Matt Groening ha creado un mundo futurista que data del año 3.000, en el que conviven juntos todo tipo de razas alienígenas venidas de los diferentes planetas del universo, con los humanos y los robots. Todo confluye en la Tierra, en la ciudad de Nueva Nueva York, pero los viajes a través del espacio son algo habitual, tanto para trabajar como para el ocio. Las características de esta sociedad del futuro coinciden en muchos casos con particularidades de la sociedad actual en la que vivimos.

En cuanto al tráfico, se puede observar que la cosa cambia, pues las naves espaciales abarrotan el espacio aéreo de la ciudad, pero comparten esta congestión con los habituales coches de nuestra época, que todavía sobreviven y funcionan por las calles. Bajo estas se encuentra otro mundo bajo el alcantarillado de Nueva Nueva York, donde corren ríos de agua infectada por todo tipo de sustancias nocivas, donde vive la población de mutantes a los que les está prohibido subir a la superficie. Si se mira hacia arriba, fuera de la Tierra, nadie entendería que en los viajes espaciales interplanetarios pueda uno encontrarse retenciones y atascos por el espacio, pero el autor caricaturiza este hecho de nuestros días aplicándolo a la sociedad del año 3.000.

En cuanto a las poblaciones, existen numerosas civilizaciones distintas en los diferentes planetas. En la Tierra conviven humanos, robots y alienígenas. Marte alberga prácticamente las mismas criaturas y además está la Universidad de Marte, una de las más respetadas de la galaxia. Por otro lado podemos encontrar el curioso cementerio espacial, que está orbitando alrededor de la Tierra, como un satélite, y es allí donde se da culto a los muertos humanos bajo una cúpula transparente. Una vez los difuntos reciben sepultura los envían a través de un conducto a pulular eternamente por el espacio. Amazonia, otro de los planetas aloja una raza de gigantes y atractivas mujeres, que están caracterizadas por el rechazo al hombre y se plantea como una sociedad feminista gobernada por una robot a la que veneran. Otro reducto del universo conocido es Omicron Persei 8, un planeta con tradición guerrera, en el que viven una especie de monstruos colonizadores, que admiran la serie humana de Abogada Soltera y comen todo tipo de criaturas.

Otros lugares de civilización en el universo de Futuraza son la Luna, satélite de la Tierra donde se ha montado un enorme parque de atracciones con gravedad artificial, pero fuera viven personas. Trisol es otro planeta con tres soles y con una temperatura muchas veces superior a un desierto, insoportable para un humano, por lo que sus habitantes han evolucionado y se han convertido en agua liquida. Júpiter es el gran vertedero espacial que huele a fresa, al igual que Saturno, pero este huele a pino. Decapod 10 es el planeta natal de Zoidberg, con un paisaje arenoso como si fuera una playa, donde los edificios están construidos con arena y fango y donde habitan langostas del tamaño de un humano.