Una historia de Amor y Odio

16 01 2010

Alberto Peña

Es sabido por todos los seguidores de Padre de Familia el afán de Stewie por matar a Lois. En los capítulos 6 y 7 de séptima temporada (Stewie mata Lois I y Stewie mata a Lois II) podemos ver una historia de amor y odio entre los dos, un enfrentamiento digno de una película de acción americana en toda regla y varios gags que merecen mención.

Todo empieza con un crucero para Lois y Peter que Brian le regala a esta por su cumpleaños. Enfadado porque no le llevan, Stewie se embarca en una aventura para conseguir matar a Lois y dominar el mundo. Después de hacerse con una lancha y armas, llega al crucero en una escena digna de una película de James Bond. Acaba con Lois de varios disparos y esta cae por la borda. Unos años después Peter esta rehaciendo su vida, incluso empieza a tener citas de nuevo, aunque no sean todo lo satisfactorias que él quisiera. Un grupo de policías encabezado por Joe decide seguir con la investigación y tras buscar en la basura de la casa de los Griffins y obtener unos dibujos de Stewie matando a Lois, acusan a Peter y lo llevan ante el tribunal. Todo queda listo para sentencia, pero en el momento del mazazo del juez Lois entra por la puerta de la sala y cuanta lo ocurrido.

Stewie es el punto de mira de la justicia y la policía, pero consigue apresar a sus familiares en casa y coge al perro como rehén, marchándose ambos en el coche en dirección a la CIA. Cuando llegan allí podemos ver una curiosa mezcla entre las dos series de Seth MacFarlane, American Dad toma partido en Padre de Familia y así, mientras Stewie se hace con el poder del mundo, aparece Stan Smith, para intentar impedírselo.

Días después Stewie aparece sentado en el Despacho Oval junto Brian, haciendo un borrador de las nuevas leyes que va a imponer, algo que Lois no consiente, y como si de Tom Raider se tratase se arma hasta los dientes y aparece en la Casa Blanca para acabar con su hijo, tras una batalla con todo tipo de pistolas, ametralladoras, cuchillos, incluso cuerpo a cuerpo, tiene que ser Peter, que llega en el momento clave quien dispare a su hijo antes de que este mate a su esposa con una escopeta. El final es digno de ver y no de contar, pero resulta ser una autocrítica del autor a su guión en estos capítulos.

Anuncios




La República Independiente de mi casa: PETORIA

26 12 2009

Alberto Peña

En este capítulo (2×18, E. Peterbus Unum), un hecho tan gratificante como que hacienda te devuelva dinero, se convierte en un conflicto internacional.

Después de que sus amigos le digan que en la devolución de la renta les han dado más de 500 $ a cada uno, Peter se dirige a la oficina de hacienda a reclamar su parte para construir una piscina en casa. Después de ver que no le devuelven ni un centavo se pone a excavar la piscina él y topa con el tendido de luz de su barrio. Cuando se de dirige al Ayuntamiento, el alcalde Adam West decide borrar del mapa de la ciudad y de los EEUU  la parcela de los Griffins, por lo que Peter decide crear un país del tamaño de la parcela de su casa llamado Petoria.

A partir de aquí comienzan los problemas, ya que la actitud del gordo cambia y, como el cree que le ampara la ley de diplomático, empieza a hacer el vándalo allá por donde pasa. Incluso en una reunión de las Naciones Unidas, se queja de que su sitio en el Congreso está muy lejos. En la comida habla con un colega iraquí que resulta ser Saddam Hussein y que le “aconseja” sobre lo que puede o no hacer como líder de un país.

Como era de esperar, el Presidente Peter decide actuar, y a falta de su piscina en el jardín decide que la de su vecino Joe será la nueva provincia de Petoria. Esto desata un conflicto internacional surrealista entre los EEUU y Petoria por un territorio, la piscina de Joe, antiguamente en América y ahora invadida por el país liderado por Peter.

Los EEUU destapan todo su armamento y cercan la frontera con Petoria, le cortan la luz, el agua y el gas, y quedan incomunicados en su casa sin poder salir, a base de luces de minero y velas por la noche, y de los suministros que tenían en la despensa por el día.

Pero Peter es capaz de darle un nuevo vuelco a la situación y decide organizar una fiesta e invitar a todos los teóricos enemigos de EEUU para que le otorguen su ayuda. Así, figuras tan conocidas como la de Fidel Castro, Saddam Hussein o Mahmud Ahmadineyad, gozan de una barbacoa en el país de Peter y juegan entre ellos como niños pequeños. La situación es un descontrol y la única que parece razonar es Lois, que harta de pasar penurias decide cruzar la frontera y pasar al lado norteamericano. Ante un inminente ataque con un misil que casi toca la nariz de Peter, este decide echarse atrás y negociar con el alcalde West, que por muchas condiciones que le ponen, no cede ni por un mero bolígrafo de oficina.

Parece que el caso de Petoria pasó a los anales de la historia, pues al final aparece una clase de colegio del futuro, y todo el capítulo parece la clase de una maestra.





Padre de Familia (Family Guy)

15 11 2009

Alberto Peña

padre_de_familia_500x300

Sin lugar a dudas es una de las series más revolucionarias de los últimos tiempos. La serie fue creada por Seth MacFarlane, un absoluto genio de los dibujos animados, que dota a su creación de un humor absurdo que la hace tan peculiar y divertida.

La familia Griffin es un auténtico despropósito. El cabeza de familia, Peter, es un barrigudo y divertido personaje que apenas tiene algo de sentido común, holgazán como el que más, se sienta horas delante del televisor o va a beber junto a sus amigos a La Almeja Borracha, bar que frecuenta a diario. Su esposa Lois, una atractiva mujer que proviene de una familia adinerada, ama de casa ejemplar, que saca tiempo de donde sea para atender las necesidades del hogar, es la cabeza elocuente de la familia. Tiene tres hijos, Meg, una adolescente que lucha desaforadamente por ser aceptada entre los chicos más selectos de su instituto, es el blanco de todas las mofas y bromas, sobre todo cuando es su padre el que la deja en ridículo. El hijo mediano, Chris, es un grandote chico un tanto inepto que apenas tiene amigos y que se vive temeroso de un mono malvado que se aloja en su armario. Stewie, es un bebe de un año, que vive obsesionado con la idea de matar a su madre, pero su máxima es conquistar el mundo y someter a la civilización, por lo que se pasa el transcurso de la serie ideando planes diabólicos y creando maquiavelas armas para llevarlos a cabo. Por último esta el perro de la familia, Brian, un erudito que habla y aconseja a Peter en todo momento, ya que son grandes amigos, pero le pierde la bebida.

Junto a todo esto están los amigos de la familia Griffin, Quagmire, un obseso sexual que es piloto de aviones, Clevlan, un negro con un pasado hippie que no hace daño a nadie y que acompaña a Peter en sus tragos en La Almeja, y Joe, un policía que quedó discapacitado tras luchar con el Grinch cuando robaba los regalos de Navidad.

Todos estos personajes y muchos más, crean la vida de la ciudad de Quahog, siempre con una ironía y humor que hacen imprevisibles cualquier capítulo, además de una incesante introducción de figuras famosas y conocidas, siempre con un tono crítico.

En Youtube podeis ver un video con la canción de la serie.